Un grupo de costura indígena e intergeneracional empodera y cura a través de la moda

14 de Diciembre de 2023 a las 00:00 ·

Healing Ribbons Fashion Show Ending
The designers modeled their own garments and accessories for the Healing Ribbons fashion show on Sunday, Dec. 3, 2023. The group of intergeneration, intertribal women hoped to highlight issues facing Native American communities through their designs, including missing and murdered Indigenous women. (Photo by Kassidy Arena/Nebraska Public Media)

Listen To This Story

La traducción de Hola Iowa.

Las luces se atenúan en el abarrotado auditorio del Lied Education Center for the Arts de la Universidad de Creighton el domingo 3 de diciembre. El desfile de moda está a punto de comenzar.

Entre bastidores, las modelos vibran de emoción.

Kimberly Bedford desfilaba con su nieta Odyssey, de cuatro años. Las dos son Santee Sioux y Bedford ha creado los trajes de ambas. Bedford pensó en su hijo, el padre de Odyssey, mientras los cosía. Murió en un accidente de coche el año pasado.

“Cuando empecé a coser, ya sabes, me distraía. No hacía que la situación desapareciera, pero me ayudaba”, dice Bedford. “Me alegro de poder hacer esto con [Odyssey] porque sé que [mi hijo] se alegraría”.

Kim y Odyssey Es
Kimberly Bedford (izquierda) acompaña a su nieta Odyssey, de cuatro años, hasta las escaleras que conducen al escenario del desfile de moda. Bedford dice que Odyssey estaba muy emocionada por desfilar, pero no estaba muy contenta de esperar su turno. (Foto de Kassidy Arena/Nebraska Public Media)

Lestina Saul-Merdassi llevaba un vestido rojo y amarillo con una capa de dentalium, o concha de colmillo. Ella, como todas las demás modelos, diseñó su propia indumentaria para el desfile.

“Creo que hoy vamos a encabezar el cambio y estoy muy ilusionada por formar parte de ello”, dijo en voz baja.

Este desfile de moda, en el que se exhibieron abalorios, faldas de cintas y vestidos de cascabel de los nativos americanos, fue organizado por un grupo local llamado Healing Ribbons (Cintas curativas). Se trata de un grupo intergeneracional e intertribal de mujeres de Nebraska y Iowa que se reúnen para coser. Según Rudi Mitchell, antiguo profesor de estudios nativoamericanos en Creighton, hay más de 160 diferentes tribus representadas en toda la zona de Omaha.

“Es algo educativo para muchas de las personas no nativas que están aquí”, dijo.

Lestina Es
Lestina Saul-Merdassi (Tate Ojajan Win) de Sisseton Wahpeton Dakota Oyate, posa en la parte delantera del escenario. Su atuendo es de los Oceti Sakowin. “Mi capa me representa como mujer dakota y exhibe mi orgullo cultural, al tiempo que sirve como símbolo de supervivencia y renacimiento. Durante el proceso de creación, reflexioné sobre la fuerza y la determinación de mis antepasados”, dijo en el programa del desfile. (Foto de Kassidy Arena/Nebraska Public Media)

Cofundadora de Healing Ribbons Tami Buffalohead-McGill puso en marcha el programa en memoria de su hermana, que murió congelada hace cinco años. Se convirtió en la tutora de su sobrina Sierra Buffalohead. Y cuando le preguntó a Sierra qué le gustaría hacer para estar cerca de la memoria de su madre, Sierra le dijo que le gustaría coser. Como solía hacer con su madre.

Más de 100 mujeres mostraron su interés después de que Buffalohead-McGill lo publicara en Facebook. 

Buffalohead-Gill dijo que no se había dado cuenta de que había tanta necesidad de esto en su comunidad.

“Lo que descubrí en las clases de costura fue que, por primera vez, me había quitado un peso de encima”, dijo. “Sólo el evento de coser y estar cerca y compartir historias con mujeres que estaban en situaciones parecidas a las mías, que tenían las mismas experiencias vitales, me reconfortó y me conectó”.

El círculo de costura proporciona una salida creativa, y Buffalohead-McGill también se encargó de que las mujeres trabajaran con un proveedor de salud mental nativo americano mientras creaban sus trajes para el espectáculo.

Las mujeres de este grupo se encuentran en un viaje de curación de siglos de traumas históricos. Y también de otros más recientes. Las comunidades nativas americanas sufrieron una pérdida de vidas desproporcionada debido a la pandemia de COVID-19. Sólo Buffalohead-McGill perdió a ocho familiares cercanos. Y afirmó que muchas de esas vidas indígenas perdidas por el virus eran portadoras de cultura para la comunidad.

“De pronto, no sólo perdimos a las personas que amábamos, sino que también perdimos a las personas que nos enseñaron y nos instruyeron y nos ayudaron a aprender quiénes somos, y nos dieron ese sentido de identidad y conexión”, explicó Buffalohead-McGill.

Tami y Paula Es
Tami Buffalohead-McGill (izquierda), de la tribu ponca de Oklahoma, posa para una foto con Paula Crozier antes del desfile de moda del domingo 3 de diciembre de 2023. Crozier es la directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Fashion Arts Collective de Omaha. “Para mí, formar parte de esto durante más de un año y ver a todo el mundo pasar de la tela y ni siquiera saber lo que es una máquina de coser, incluyéndome a mí misma, a ser capaz de montarlo hasta lo que es hoy su regalia es absolutamente extraordinario”, dijo Crozier. “Ver su belleza unida es reconfortante”. (Foto de Kassidy Arena/Nebraska Public Media)

Y hay otra causa de dolor. En 2021, los registros recuperados indicaban que casi 100 niños del internado indígena de Génova, gestionado por el gobierno, habían muerto allí. Se han llevado a cabo una serie de excavaciones en los terrenos de 640 acres de la antigua escuela para encontrar a los niños que se sospecha que están enterrados allí. Las excavaciones continuarán esta primavera.

“Aquello traumatizó a mucha gente. Pero también inició un diálogo”, dijo Buffalohead-McGill. “Creo que lo que queremos es demostrarnos a nosotros mismos que se nos valora, que importamos y que nuestra cultura es importante y forma parte de lo que somos. En todo caso, nos ayudará a avanzar en nuestro camino de curación”.

Traumas históricos como éste se consideran una “herida del alma” para muchas comunidades indígenas, según la Dra. Natalie Avalos, profesora adjunta de Estudios Étnicos en la Universidad de Colorado, Boulder, de ascendencia indígena mexicana.

“Cosas como el trauma son en realidad hereditarias, pueden cambiar tu ADN y podemos transmitirlas generacionalmente”.

Y Avalos dijo que una forma potente de curarse de ese trauma causado por generaciones de violencia y marginación es participando en prácticas culturalmente relevantes, como organizar un desfile de moda.

Estan pintando Es
El grupo de costura lleva reuniéndose algo más de un año, pero decidió organizar un desfile de moda hace unos seis meses. Muchas de las plumas fueron donadas por el Henry Doorly Zoo and Aquarium de Omaha y Pets R Us de Ralston. (Foto cortesía de Tami Buffalohead-McGill/Healing Ribbons)

“Hacer estas cosas juntos, realmente humaniza porque permite a la gente ver la belleza de su propia cultura, ver la belleza de sus propias tradiciones”, dijo. “Es una forma de recuperar el poder. Y eso, por sí solo, es muy curativo”.

Kimberly Bedford creció en un hogar donde ser indígena americano se consideraba algo que había que ocultar. Fue a un internado en Winnebago donde sólo hablaba inglés. Como consecuencia, sus abuelos sólo le hablaban en inglés y no en su lengua materna. Bedford dice que espera que este programa enseñe a su nieta a sentirse orgullosa de su cultura.

“Sólo quiero que se sienta orgullosa de quién es. Que cuando diga que es india o nativa americana, sepa un poco de su historia”.

Kim Es
Kimberly Bedford posa con su vestido y cinturón hechos a mano en su casa de Omaha el martes 5 de diciembre de 2023. Dice que sus prendas representan la reivindicación de su cultura, ya que su madre despreciaba el hecho de ser india. “Me gusta compartir nuestra cultura. Estoy orgullosa de quién soy”, afirmó. (Foto de Kassidy Arena/Nebraska Public Media)

Bedford quiere llevar a su hija -junto con su nieta- al círculo de costura cuando se reanude en enero.

“Ella no sabe coser, pero yo la ayudaré. Y creo que eso sería bueno para mí y para su relación”.

Ruteena Alcantara fue voluntaria en el desfile de moda. Ella es de la Omaha Nation y dijo que planea involucrarse más con Healing Ribbons para poder curarse a sí misma.

“El arte de la curación, y esta forma generacional de hacerlo, es tan positivo, y ser capaz de curar culturalmente, y hacerlo de una manera de aprender cosas acerca de su cultura, y parte de Regalia y cómo hacerlo y cómo ponerlo juntos y lo que todo su simbolismo es, es todo un proceso de sólo un tipo de celebración de que la cultura y la curación al mismo tiempo”, dijo.

Aunque las mujeres del desfile coinciden en que no hizo desaparecer sus traumas, les ayudó saber que no estaban solas, permitiéndoles sentirse orgullosas de su identidad.